Contexto histórico de la fundación de la Escuela de Enfermería en Costa Rica


La historia de Costa Rica se ha caracterizado por diferentes transformaciones políticas, económicas y sociales; a partir de su independencia, el 15 de setiembre de 1821, e impulsada por un modelo agroexportador del café, se inició un proceso de modernización del Estado que se ha reflejado en el fortalecimiento de la educación, con esfuerzos  dirigidos a una campaña de alfabetización y el establecimiento de instituciones de enseñanza primaria y secundaria.

  • Lo anterior unido a un interés por contar con una población saludable y con instituciones que procuraran este interés de velar por la protección de la salud de los ciudadanos especialmente la niñez, se hizo imperioso la creación de una institución sanitaria que atendiera las necesidades de salud latentes en el país.
  • En 1845, el Dr José María Castro Madriz, primer presidente de la república decreta La creación del Hospital General de la República con el nombre de San Juan de Dios, nombre que mantiene hasta nuestros días.
  • El Estado y el campesinado - mediante la unión de esfuerzos -, y liderados por la Junta de Caridad de San José (desde 1936 Junta de Protección Social), logran comprar la propiedad inicial y luego construir la primera edificación a base de bahareque, cal y tejas y compuesta por 20 camas: diez para hombres y diez para mujeres y, siendo el primer Obispo de Costa Rica, Anselmo Llorente y Lafuente, su gran Protector (Caja Costarricense de Seguridad Social. Historia del Hospital San Juan de Dios).

La Junta de Caridad (creada a principios del siglo XIX), representó el inicio de la institucionalización de la atención de la salud de la población ya que además de ser la institución administradora, constituyó a través de la lotería nacional la principal fuente de ingresos para financiar la labor hospitalaria. Gracias a esto en 1890 se funda el primer hospital Nacional Psiquiátrico que en ese tiempo se llamó Hospital de Insanos. Con estos dos ejemplos, se ilustra el inicio de la institucionalización de la atención de la salud.

En 1857 se crearon otras dos instituciones que también vendrían a organizar la atención de la salud de la población, una de ellas fue el Protomedicato de la República y la Sociedad Médica de Costa Rica fundadas como consecuencia de la epidemia del cólera y por la necesidad de contar con un órgano que reglamentara el ejercicio de la profesión médica y velara por el progreso de la profesión.

Posteriormente, adoptando el nombre de Facultad de Medicina, Cirugía y Farmacia, impulsaría la educación de obstétricas a finales del Siglo XIX, hecho que marcó el inicio de la formación de enfermeras en el país. Sin embargo, no fue hasta 20 años después, en 1917, que se fundó la Escuela de Enfermería de Costa Rica.

Con su presencia en el  mapa social de la Costa Rica de finales del siglo XIX, las enfermeras participaron de procesos de reforma vitales para la salud del país como la creación de la Subsecretaría de Higiene y Salud Pública (1922) que cambiaría su nombre a Secretaría de Salubridad Pública y Protección Social para finalmente convertirse en el Ministerio de Salud. También, participaron en la creación de la Caja Costarricense de Seguro Social en 1941, que garantizó el desarrollo de la seguridad social en Costa Rica

A partir de la década de los 70, fueron protagonistas importantes durante los cambios en la legislación y estructuración de los servicios de salud enfocados en la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud en un Plan Nacional de Desarrollo de lucha contra la pobreza y cierre de la brecha social. Cabe señalar que fue en esta década que el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica aprobó el ingreso de la Escuela de Enfermería a este centro de educación tras una lucha por el  reconocimiento que ejercieron ellas mismas.

En la siguiente década, ante el impacto de la crisis económica y bajo la influencia de los Programas de Ajuste Estructural, las enfermeras trabajaron en favor de una integración funcional de un Sistema Nacional de Salud, concentrando sus esfuerzos en la Reforma del Sector Salud y sus instituciones hasta la actualidad.

No cabe duda que la función social de las enfermeras a lo largo de la historia de Costa Rica ha sido destacada con un aporte invaluable que permite celebrar con creces su centenario en la formación profesional de la disciplina.

Ir a página siguiente.
Ir a página Inicial